¿Cómo es el mantenimiento de un vehículo blindado?

La fibra de Kevlar® fabricada por Carolina Ballistic®, que deja al vehículo menos pesado que si se utilizaran otros materiales, el mantenimiento del vehículo blindado debe ser constante para que todo funcione de la mejor forma.

Lunes 18/07/2022

Compartir en:

Un vehículo con blindaje exige un cuidado especial para mantener su alto nivel de seguridad. Conoce qué implica el mantenimiento de un vehículo blindado.

Un vehículo pasa por algunos cambios durante el proceso de blindaje que alteran un poco la carrocería del mismo, aumentando el peso del automóvil. Aun con el uso de la fibra de Kevlar® fabricada por Carolina Ballistic®, que deja al vehículo menos pesado que si se utilizaran otros materiales, el mantenimiento del vehículo blindado debe ser constante para que todo funcione de la mejor forma.

Normalmente, el blindaje de un vehículo aumenta su peso en alrededor de 250 kg a 300 kg, lo que hace que los periodos de tiempo entre un mantenimiento y otro sean más cortos. Esto es natural, principalmente a causa de ese aumento de peso.

La recomendación es que se haga la primera inspección y revisión dos meses después del blindaje. Eso sirve tanto para ver el funcionamiento del vehículo, como también para hacer algunas pruebas necesarias en el blindaje.

Después de ese primer análisis, es importante consultar con la empresa de blindaje la periodicidad de las revisiones. Por lo general se acostumbra que las revisiones sean cada seis meses.

¿Qué partes deben de pasar por mantenimiento?

Es importante observar las piezas relacionadas a la seguridad y a la estabilidad del vehículo. Ellas son las que más sufren con el impacto del peso del blindaje.

Neumáticos

Los neumáticos deben ser observados con bastante frecuencia. Con el aumento del peso, el desgaste es más rápido. Por eso, la indicación es que deben de ser cambiados cada 25 mil kilómetros, aproximadamente y dependiendo de las condiciones de uso y del compuesto que tengan los neumáticos (suave o duro).

Suspensión

Responsable para la estabilidad del vehículo, la suspensión sufre un desgaste de hasta un 30% mayor aproximadamente en un vehículo blindado por causa del aumento de peso. La recomendación para un vehículo que no tiene blindaje, es cambiar los amortiguadores a los 40 mil kilómetros aproximadamente y dependiendo del desgaste lo cual a su vez depende mucho de las calles, avenidas y carreteras por las que circule el vehículo.

Es recomendable conversar con el mecánico o con la empresa de blindaje, ya que ellos tendrán la recomendación ideal para el mantenimiento y la decisión final en cuanto al cambio de estos componentes.

Frenos

De la misma forma que la suspensión, los frenos son sobrecargados, ya que el esfuerzo para detener el vehículo es mayor por causa del peso. El desgaste aumenta en hasta en un 30% aproximadamente. Es muy importante observar los frenos, que son una pieza clave para la seguridad del vehículo, con las revisiones cada 6 meses se puede tener un buen control sobre el desgaste de los frenos.

Vidrios

Los vidrios del vehículo blindado son más gruesos y consecuentemente más pesados. Por causa de eso, durante el proceso de blindaje del vehículo, en algunas ocasiones el motor que hace que las ventanas abran y cierren, son es modificado. Eso hace que los vidrios puedan subir y bajar corréctamente.

Por otro lado, este motor con el tiempo va a necesitar mantenimiento. Otro punto, es el vidrio blindado, después de un periodo de tiempo puede sufrir delaminación, cuando la capa interna comienza a soltarse, formando burbujas no deseadas.

Cuidados con el vehículo blindado

Además del mantenimiento, es importante realizar cuidados diarios con un vehículo blindado. Acciones sencillas pueden hacer que las revisiones sean más simples, a lo largo del tiempo:

No cerrar fuertemente o “azotar” la puerta del vehículo con los vidrios abiertos / vidrios abajo. Eso puede dañar los vidrios y perjudicar el blindaje;

No dejar las puertas abiertas por mucho tiempo, porque eso puede hacer que se carguen de más y se lastimen las bisagras haciendo que las puertas abran y cierren con mayor dificultad;

Con los cuidados básicos y el frecuente mantenimiento de los vehículos blindados, éstos van a durar mucho más tiempo y con la protección siempre con el mejor funcionamiento.

KEVLAR® TE PROTEGE.

Entra en contacto con DuPont™

BLINDAJE ORIGINAL

En DuPont™ nos importa tu seguridad. Tu información personal (nombre, correo electrónico, número de teléfono y otros datos de contacto) serán almacenados en sistemas de clientes seleccionados y hospedados esencialmente en los Estados Unidos. Ésta información sólo será utilizada por DuPont™, empresas afiliadas, asociados y terceros seleccionados en otros países para suministrarle las información de producto o servicio solicitados.

Para obtener más informaciones, visite www.dupont.com/global-privacy.

Copyright © 2019 DuPont™. Todos los derechos reservados.
DuPont™ Oval Logo, DuPont™, Kevlar® y todos los productos denotados con ® o ™ son marcas comerciales o marcas registradas de E.I. DuPont™ de Nemour and Company o sus afiliadas.

LOGO KEVLAR®

Entra en contacto con DuPont™

BLINDAJE ORIGINAL

En DuPont™ nos importa su seguridad. Su información personales (nombre, correo electrónico, número de teléfono y otros datos de contacto) serán almacenados en sistemas de clientes seleccionados y hospedados esencialmente en los Estados Unidos. Ésta información sólo será utilizada por DuPont™, empresas afiliadas, asociados y terceros seleccionados en otros países para suministrarle las información de producto o servicio solicitados.

Para obtener más informaciones, visite www.dupont.com/global-privacy.

Copyright © 2019 DuPont™. Todos los derechos reservados.
DuPont™ Oval Logo, DuPont™, Kevlar® y todos los productos denotados con ® o ™ son marcas comerciales o marcas registradas de E.I. DuPont™ de Nemour and Company o sus afiliadas.