Cómo funciona el blindaje de vehículos

Usando los materiales adecuados, el vehículo quedará muy bien protegido frente a eventuales amenazas. Conozca más sobre cómo funciona el blindaje de vehículos.

El blindaje de un automóvil está compuesto por varios elementos balísticos para garantizar la protección total de quien está dentro del vehículo. De esta forma, saber cómo funciona el blindaje de vehículos ayuda bastante a la hora de elegir la protección ideal para cada tipo de vehículo y situación.

Materiales usados en el blindaje de vehículos

Antes de buscar una empresa de blindaje para un vehículo, es importante saber cuáles son los materiales usados en cada parte. Para hablar de eso, cabe destacar que todo el vehículo debe ser blindado, o sea, ninguna parte debe quedar desprotegida o con algún tipo de espacio. Estos son algunos de los principales materiales utilizados en cada una de las partes de los vehículos:

Vidrios blindados

Para tener los vidrios blindados y resistentes se utiliza el material de policarbonato. Ese producto garantiza la seguridad para los integrantes del vehículo y cuenta con una tecnología que evita las astillas.

El objetivo con el blindaje de los vidrios del vehículo es mantener la apariencia más parecida posible a la original. La gran diferencia – y ventaja – del vidrio blindado es su grosor. Mientras que el vidrio de un vehículo sin blindaje queda alrededor de los 0,6mm.

El blindaje funciona de la siguiente forma:

  • La capa externa del vidrio es la primera protección. El impacto de una bala se asemeja a la fuerza de un taladro y cuando al proyectil alcanza la pieza con alta rotación y velocidad es corroído y deformado gracias la naturaleza abrasiva del material del vidrio;
  • La segunda amortigua el impacto. Formada por resina o plástico, reduce la fuerza de la bala hasta pararla;
  • La última capa de vidrio nunca es alcanzada por la bala. Sin embargo, se puede astillar por la propagación de la energía ocasionada por el impacto. Por esa razón, el blindaje termina en una fina película plástica, que afirma las astillas e impide que lastimen a alguien.

Acero balístico

Como ya fue mencionado, todas las partes del vehículo deben ser protegidas y revestidas. Para lugares como manillas y cerraduras se usa el acero balístico. Por eso, ese material es esencial para un blindaje correcto y seguro.

Antes, el acero balístico era empleado en el revestimiento total del automóvil, pero un nuevo material fue desarrollado, que ofrece la seguridad en la misma proporción, pero con un diferencial: es mucho más liviano.

Normalmente la placa de acero balístico contiene níquel, molibdenio y pequeñas cantidades de azufre. El producto fue desarrollado, inicialmente, para la protección de vehículos blindados en operaciones militares.

El ofrece blindaje más fuerte y fue creado para resistir impactos de proyectiles de hasta calibre 7,62, viniendo de fusiles.

Manta de aramida

El material más utilizado para revestir vehículos blindados son las mantas de aramida. Este material es un tejido muy resistente y maleable que permiten la instalación en todas las partes del vehículo.

En esta categoría se destacan las mantas de aramida de Kevlar® por ser fuertes y resistentes que son utilizadas en chalecos a prueba de balas, vehículos militares y en vehículos civiles.

Las fibras de aramida son una clase de fibras sintéticas resistentes al calor y fuertes, además de ser livianas comparadas con otros materiales usados en blindaje. Además de blindajes balísticos, es empleado en aplicaciones aeroespaciales y militares, en neumáticos de bicicleta, cordeles marinos, refuerzo de casco marino y como sustituto de amianto.

Vehículo protegido

Los vehículos blindados están completamente protegidos después de haber pasado por el blindaje. Con el material instalado en vidrios, chapa y hasta en las manillas, todos los integrantes del vehículo estarán seguros.

La protección en los vidrios impide que cualquier proyectil traspase las varias capas de vidrio y policarbonato. El revestimiento de acero balístico en las manillas y otros espacios, que pueden ser una apertura, trabaja para impedir que tenga algún punto ciego en el blindaje del vehículo, garantizando la protección total.

La manta de aramida protege todos los demás espacios. Y a pesar de ser liviana y flexible, la aramida Kevlar® es uno de los materiales más resistentes del planeta y va dejar al vehículo bien protegido.